el uso del punto y coma

Cómo se usa el punto y coma I

El punto y coma es un signo muy usado en la escritura, aunque a veces puede confundirnos un poco. ¿Quieres aprender a utilizarlo? Sigue leyendo.

Cómo se usa el punto y coma. Primera parte

Uno de los signos de puntuación que más confusión genera en cuanto a su uso es, sin duda, el punto y coma. Tal vez se dificulte desde su propio nombre: ¿es un signo entre el punto (.) y la coma (,)? ¿Puede sustituir al punto, pero también a la coma? ¿El punto y coma ha caído en desuso? Tratemos de responder estas y otras preguntas sobre este enigmático signo de puntuación.

Lo primero que habría que decir es que el punto y coma sigue tan vigente como los otros signos de puntuación y nunca ha caído en desuso. Aclarado esto, entonces, ¿cuál es su función? Vayamos un paso atrás, ¿cuál es la función de la puntuación? Los signos de puntuación establecen relaciones lógicas-semánticas, es decir, de significado, entre los elementos de una oración y entre otras oraciones.

Veamos un ejemplo: José come en el jardín o José, come en el jardín parecerían oraciones idénticas si no fuera por un detalle: la coma después de José. En la primera oración estamos describiendo que una persona de nombre José está comiendo o acostumbra a comer en el jardín; en la segunda estamos indicando —u ordenando— a José que coma en el jardín. Este es un ejemplo de cómo la puntuación, en este caso, una coma, cambia el significado de una oración por el tipo de relación que establece entre sus elementos.

El punto y coma, al igual que los otros signos, sirve para establecer estas relaciones lógico-semánticas. Veamos algunas de las situaciones más comunes en el uso del punto y coma.

  1. Para separar elementos en una enumeración (o lista) que ya usa comas. Por ejemplo:

  • En el supermercado compré naranjas, manzanas y plátanos; algo de carne, leche y queso; también latas, arroz y frijoles.

El punto y coma separa enumeraciones, en el ejemplo, de productos.

  • Nos acompaña el licenciado Ernesto Pérez, director de Compras; el ingeniero Raúl Ortega, director de Administración; la maestra Luisa Rubio, directora de Mercadotecnia.

El punto y coma separa cada elemento, compuesto por el nombre y el cargo de cada invitado.

Te podría interesar: Diferencias entre arto y harto

  1. Cuando dos oraciones están aún relacionadas o cambia de acción el mismo sujeto.

  • Enrique preparó la cena; puso la mesa antes de que llegaran los invitados.

  • Nos entramos a la película; ya había cerrado la taquilla.

En el primer ejemplo, Enrique lleva a cabo una primera acción y luego una segunda. Si bien podríamos separar con un conector como “luego o más tarde”, el punto y coma nos indica que Enrique, después de preparar la cena, puso la mesa.

En el segundo ejemplo, las dos oraciones están vinculadas a una acción que no se nos menciona, pero que podemos asumir: ir al cine.

El punto y coma nos indica que no entrar a la película y que la taquilla estaba cerrada son ideas que están vinculadas, aunque sea indirectamente, por lo que ambas oraciones nos brindan el contexto completo: No entramos al cine a ver la película, porque la taquilla ya estaba cerrada. El punto y coma establece esa relación lógica-semántica entre las oraciones.

Hasta aquí la primera parte de cómo usar el punto y coma. Espera pronto la segunda parte el uso del punto y coma. Si te gustó este artículo, compártelo y síguenos en Facebook para más consejos.

Loading

You may also like

Jean Jacques Rousseaujean-jacques-rousseau

"Como los primeros motivos que hicieron hablar al hombre fueron las pasiones, sus primeras expresiones fueron los tropos. El lenguaje figurado fue el primero en nacer, el sentido propio fue encontrado al último. Sólo se llamó a las cosas por su nombre verdadero cuando se les vio bajo su verdadera forma. Al principio sólo se habló en poesía; a nadie se le ocurrió razonar más que mucho tiempo después."
Ensayo sobre el origen de las lenguas
Jean-Jacques Rousseau
Envíanos un mensaje.
Llámanos