diferencia espiar y expiar

Diferencias entre espiar y expiar

Espiar y expiar son parecidas, pero sus significados son totalmente diferentes. Conozcamos sus diferencias.

¿Cuándo usamos espiar y cuándo expiar?

Espiar

Espiar, con s, significa observar disimuladamente, acechar. También lo usamos cuando nos referimos a la acción de conseguir información secreta de una organización o país. Espiar viene del germánico speha, que significa mirar. Esta raíz viene del indoeuropeo spek y la encontramos en muchas palabras, como espejo, especular, espectro, telescopio o prospecto.

El espía escapó de la policía.

Mandó a espiar a sus enemigos.

Espiaba a sus vecinos desde la ventana.

Te podría interesar: ¿Qué son las palabras parónimas?

Expiar

Expiar, con x, significa borrar las culpas, librarse de ellas por medio de un sacrificio o castigo. Uno de los usos más habituales es referente a los pecados y a las culpas. Expiar viene del latín expiare, que se conforma por ex, que significa completamente, y pius, que puede ser igual a devoto. Pius también la encontramos en palabras como piedad y piadoso.

Expié todas mis culpas.

Expiar los pecados es una labor del párroco.

Así que, espiar a alguien, acecharlo, eventualmente, puede llevarnos a que necesitemos expiar nuestras culpas.

¿Conocías las diferencias y el origen de espiar y expiar?

Comparte en tus redes si este artículo y síguenos en Facebook para más consejos.

 68 total views,  1 views today

You may also like

Leave a comment

12 − ocho =

Call Now ButtonLlámanos
Envíanos un mensaje.